~ MENORCA, EN EL ALAMBRE (I)

Me quedo con esta versión de Menorca.

He vuelto a Menorca un septiembre más y una vez más he vuelto a verle las orejas al lobo insaciable de la codicia. En la parada del bus, una camarera de pisos le cuenta a un amigo que donde antes limpiaban 12 habitaciones, ahora hacen entre 24 y 29. No será en los pequeños hotelitos de cuatro o cinco alcobas que proliferan desde hace unos años en los cascos urbanos. ¿Será acaso en los alojamientos costeros del todo incluido (todo menos el féretro y la repatriación), esos que bajan la persiana a la primera de cambio para proseguir su rapiña en aguas del Caribe? Después de rescatar bancos, ahora nos toca subvencionar a cadenas hoteleras (¡pasta gansa de la ecotasa!) debido a la quiebra de Thomas Cook, esa banda de cuatreros a la que tan alegremente se malvendieron. ¿Impuesto de turismo sostenible para el sostén de los más ricos? Menorca, la isla con la temporada más breve, aún está a tiempo de escapar tanto del turismo chabacano de sol, sangría y playa (Mallorca) como del turismo obscenamente elitista que duerme la mona (de Krug) en suites de 10.000 euros/noche (Eivissa). Hay otro perfil de viajero -culto, tranquilo e independiente- y lo único que hay que hacer es dirigirse a él decididamente. Más que eso: Menorca aún está a tiempo de no vender definitivamente su alma al diablo del monocultivo turístico y depender de los honorables bandidos del Capital sin fronteras. La isla está ahora mismo en el alambre, ya padece durante casi tres meses al año los efectos de la sobresaturación turística y si no mantiene el equilibrio, se precipitará hacia su autodestrucción fulminante. Ahí está el caso sangrante de Eivissa, isla de caciques locales donde ya se ha hecho imposible conseguir techo.

Raya al horno con patatas, de Mr. Jaume.

Por sorpresa y por suerte, uno vive momentos gastronómicos que -pese a ser aislados- aún son capaces de despertar cierta esperanza. Un ejemplo: que en un restaurante del turistificado lago de Cala en Bosch (territorio comanche) pueda disfrutarse de la cocina menorquina más antigua y popular. Me refiero a Mr. Jaume, establecimiento que fundó hace 31 años Jaume Mesquida tras una larga etapa en el Port de Ciutadella como maître del clausurado Can Manolo. ¿Por qué será tan difícil que el recetario tradicional menos tópico sea tenido en cuenta por parte del sector restauración? ¿Por qué centrarse en media docena de elaboraciones cuando hay cientos de fórmulas conocidas, documentadas e igualmente sabrosas? Y aún peor: ¿a qué viene esa absurda manía de ofrecer platos de estricta temporada durante todo el año? Por suerte, en Mr. Jaume puede encontrarse una raya al horno con patatas y tomates (¡en verano!), espolvoreado todo de galleta picada (tradicionalmente, pan rallado), o unas humildes e igualmente estivales berenjenas plenes, rellenas de su propia pulpa trabajada en un sofrito aderezado con tomillo. Los menorquines comen este meloso bocado vegetal dentro de un panecillo individual llamado cóc, equivalente al llonguet mallorquín. Este local ciutadellenc también elabora, entre otras recetas autóctonas, conejo con alcaparras y olivas, calamares rellenos con salsa de tomate (cortada con leche), escopiñas gratinadas, buñuelos de ortigas de mar, raoles de endívia (escarola rebozada) y antiguos arroces dins un tià (en cazuela de barro), como el marinero con gamba (caldoso) o, por encargo, el meloso de conejo y sepia. Si a todo esto añadimos una espléndida oferta de pescados locales (cabracho, pargo, dentón, salmonete, san Pedro…) y una especialidad como la langosta sencillamente frita con ajos y laurel (¡sin huevos fritos!), no es tan raro que el público local supere muchos días en número a la parroquia turística: todo un indicador de que algo (al menos, algo) estarán haciendo bien.

Bandeja de pescado de Mr. Jaume.

 

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: