Archivo para 27/11/11

~ NOVIEMBRE EN CA NA TONETA

Detalle de los frescos de Albert Pinya en la terraza de Ca na Toneta (Caimari).

Ayer comí en divertida compañía -el pintor Albert Pinya y la fotógrafa Mercedes Rodríguez, de Aditiva- en Ca na Toneta. Poder comer un 26 de noviembre en una terraza campestre, bajo una parra, es un lujazo mediterráneo, sobre todo si el paisaje se refleja en los platos. El menú, un tanto especial, ya que se trataba de dar un repasito y escoger su mejor receta -si es que hay una- de este año. Aparecieron, lógicamente, ingredientes ajenos a la temporada, algo rarísimo en el restaurante que regentan las hermanas Maria y Teresa Solivellas. Por desgracia, hoy dispones de todo todos los días del año… Y eso te permite hacer estas tonterías. Entre los candidatos, una mousse de berenjena escalivada con crujientes de jamón, granada y colín de galleta de aceite, inspirada combinación de sabores con mucho acento ahumado; unas suculentas sopas de gerret, con la magia del caldo incomparable que da este humilde pescado, y un lomo de salmonete frito con puré cremoso de patata al pimentón de tap de cortí, alcachofas negras y habitas. Al final, se llevó la palma este último plato. Durante la comida, nos divertimos comentando los dibujos de Albert Pinya, que dio color a la terraza durante esta primavera. De un golpe de hoz, una payesa rabiosa siega la mano del verdugo cornudo de Monsanto, maligno difusor de semillas transgénicas. No es su primera incursión en la gastronomía, ya que ilustró la espléndida edición de Mirades tallades, un reportaje libre sobre la matanza del cerdo, realizado junto al periodista Andreu Manresa y el fotógrafo Gori Vicens. Por cierto, otro gran plato que nos sirvió ayer Maria Solivellas fue un delicioso estofado de mofletes de porc negre.